miércoles, 20 de marzo de 2019

Lucanus cervus en Guadarrama

No sé cómo se me había pasado colgar estas fotos, ya que muestran uno de los encuentros campestres que más ilusión me hicieron el pasado año de 2018. Una tibia tarde de julio, mientras observaba indicios de lobo en un carril arenoso de la Sierra de Guadarrama, me topé con el caminar vacilante y articulado de un verdadero coloso: el ciervo volante, Lucanus cervus, un verdadero gigante en el mundo de los insectos. 

Si bien suele describirse que, para encontrar al macho de ciervo volante, hay que realizar la búsqueda una o dos horas antes del anochecer en los bordes de los robledales y durante la brevísima etapa de vuelo de la especie, aquel hallazgo se saltaba algunas normas: serían todavía las soleadas siete de la tarde, a mil quinientos metros de altitud, y en una zona donde predominaban pinos silvestres de gran tamaño surgiendo entre escobones, zarzas y piornos, muy lejos de las fagáceas más cercanas. 

Al agacharme para observar al bicho con detalle, me sorprendió su actitud de desafío: alzaba la cabeza como un gallo de pelea para lucir ostentosamente sus mandíbulas, evolucionadas para el combate hasta parecerse a las cuernas de un ciervo; de ahí el nombre de este impresionante coleóptero, el escarabajo más grande de Europa.




jueves, 7 de marzo de 2019

Nace el OBSERVATORIO DEL LOBO

Comparto aquí la noticia subida a la página web del Observatorio del Lobo, que resume el "acto fundacional" que tuvo lugar el pasado 1 de febrero de 2019 en el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Nace el Observatorio del Lobo, una iniciativa de ciencia ciudadana para la conservación de la especie

  • El Observatorio del Lobo da continuidad a los años de trabajos de un grupo de investigadores y voluntarios dedicados al seguimiento de la especie.
  • La metodología de trabajo de campo, que combina el muestreo de indicios de la presencia de lobos con el fototrampeo, permite llegar a conclusiones responsables sobre el número de grupos y ejemplares.
  • Estamos en un momento determinante en el que la observación y los datos son más necesarios que nunca para avanzar en la defensa y protección del lobo, tal y como promueve la nueva asociación

  • 28 de febrero de 2019 El Observatorio del Estado de Conservación del Lobo (Observatorio del Lobo en su denominación abreviada) es una asociación de ámbito nacional que ha nacido para analizar la situación de esta emblemática especie y de los factores que le afectan. Presidida por el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN‐CISC), Fernando Palacios, es un ejemplo de ciencia ciudadana que, más allá de obtener la foto fija que ofrecen los censos de especies, se dedica al seguimiento a largo plazo de las poblaciones de lobo. Su finalidad es ofrecer información continua y actualizada tanto del estado de la especie como de su hábitat para que las administraciones implicadas tomen medidas bien documentadas.

    El trabajo se lleva a cabo con voluntarios que, una vez adquirida a formación metodológica, se ocupan de la toma de datos en el campo haciendo seguimiento en áreas concretas de uno o varios grupos de lobos. Así se consigue estudiar la dinámica las diferentes poblaciones, su distribución geográfica y la extensión y características sus hábitats. La metodología de trabajo de campo que emplea el Observatorio del Lobo, que combina el muestreo de indicios de la presencia de lobos con el fototrampeo, está diseñada para identificar los territorios de cada manada y poder llegar a conclusiones responsables sobre el número de grupos y ejemplares.
    “Con este conocimiento científico, además de determinar el estado de conservación de las poblaciones, podemos predecir si el lobo es viable por sí mismo en su hábitat natural a largo plazo. Así se pueden tomar las medidas necesarias basándose en datos reales y, tal y como marca la Directiva de Hábitats y de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, proteger al lobo, que es una especie de interés comunitario”, apunta Fernando Palacios. “Las administraciones que se ocupan de temas medioambientales se basan en censos que, si se quiere cumplir la normativa vigente, no ofrecen toda la información necesaria”, indica el investigador.

    Ocho años de trabajo

    Pero el Observatorio del Lobo no parte de aquí sino que es fruto de la experiencia obtenida a través del Censo del Lobo Ibérico, una iniciativa en la que ya participaron la mayoría de los integrantes de la nueva asociación. El trabajo de los ocho años previos ha permitido obtener muchos  datos  biogeográficos  y  conclusiones respecto  al  terreno y las costumbres de las manadas. Entre ellas, que en su mayoría los lobos viven en territorios que gozan de algún tipo de protección territorial (Red Natura 2000, Parques Naturales, Partes Nacionales o Reserva de la Biosfera). Habita en áreas una altitud de entre 900 y 2200 metros con un 94% de cobertura vegetal  silvestre,  es  decir,  bosques  de  especies  frondosas  y  coníferas,  pastizales naturales, vegetación habituada a las sequías, matorral boscoso, praderas y matorrales o bosque mixto.
    En concreto, el grupo de trabajo del proyecto que trabaja en el Sistema Central ha hecho el seguimiento de trece manadas de lobos y ha detectado una situación de estancamiento de la población en la Comunidad de Madrid, con pocos individuos por grupo (4‐5), sin reproducción constatada todos los años y con la  probable desaparición de un grupo entero debido a los atropellos. Por ello instan a las autoridades competentes a tomar medidas que disminuyan la mortalidad: crear pasos de fauna, mejorar los valla o y perseguir el furtivismo. Medidas que deben sumarse a la coordinación entre las diferentes CCAA y la protección legal de la especie en todo el territorio nacional.
    Además de lo expuesto, el Observatorio del Lobo realizará jornadas y publicaciones periódicas para informar a la ciudadanía zonas de estudio.

    La primera jornada

    En la primera jornada del Observatorio del Lobo, celebrada el 1 de febrero en el Museo Nacional de Ciencias Naturales y que sirvió de presentación pública de la asociación, se expuso la necesidad de mejorar la coexistencia con la ganadería y la adopción de medidas adicionales de conservación de la especie para lograr así mantener el equilibrio de los ecosistemas que puebla.
    Esta primera reunión contó con la presencia de naturalistas como José Antonio Montero, redactor jefe de la revista Quercus, que comentó que “en el momento en el que nos encontramos, asociaciones como esta, que basan su trabajo en la observación y la toma de datos, son más necesarias que nunca para avanzar en la defensa del lobo y su hábitat”. Montero también destacó el importante papel de investigadores como Fernando Palacios que, según sus palabras, “representa lo que debe ser un científico de nuestro tiempo, comprometido e implicado en los desafíos ante los q e nos encontramos”.
    "Ahora tenemos posibilidades reales de tener representación en Europa y desde Bruselas vamos a hacer efectiva la protección máxima del lobo", apunto Silvia Barquero, presidenta del Partido Animalista (PACMA). Por su parte, Theo Obserhuber, coordinador de proyectos de Ecologistas en Acción, destacó la importancia de poder contar con expertos como los que forman este grupo ya que, "gracias a la experiencia acumulada y la recopilación metódica de datos, resultas imprescindibles para el peritaje en procesos legales cuando hay que defender la protección de determinados espacios".

    Enlaces:

    martes, 5 de febrero de 2019

    El pobre Blas

    Hace tiempo que sólo escribo aquí sobre naturaleza. Creo que nunca he escrito nada político, no me gusta hablar de política, pues como dice un buen amigo, "La política saca lo peor de la gente, cualquier persona que creías normal puede convertirse en un idiota, o un energúmeno, en cuestión de segundos". Tiene razón, desde luego. Tampoco suelo hablar de política con amigos, familiares ni compañeros, porque nunca falta el enterado que, cuando tratas de exponer tu opinión sobre el tema que se trata, educadamente y con base en los varios libros que has leído sobre eso, te mira con condescendencia o directamente se ríe de lo que dices. Desde su iletrada sabiduría de sobremesa, de barra de bar, de televisión, de lo que ha oído por ahí. Esto, además de con la política, pasa mucho si se habla de hechos históricos, sobre todo si metemos el pie en terrenos que los acomplejados han vuelto pantanosos: la Guerra Civil, la Conquista de América u otros procesos, cuya apasionante complejidad viene grande a más de uno. Un día me di cuenta de todo esto y, desde entonces, selecciono muy bien con quien discutir sobre política o historia.

    Hablando de historia y opiniones sorprendentes, estos días circula una breve polémica sobre cierto personaje histórico. Sí, ésta es una página sobre naturaleza y bichos, pero es que este penoso asunto me ha tocado la fibra. Ya lo conoceréis: a raíz de ciertas declaraciones políticas, en la gala de los Premios Goya, un tal Borja Cobeaga, director de cine, ha llamado "conquistador demediado" a Blas de Lezo, entre risas y carcajadas. Y bueno. No soy ningún patriota, pero soy consumidor habitual de historia de España y, al contrario que Borja, sé quién fue ese hombre, sé ponerlo en su lugar. En una época en que leía mucho sobre la América española o gestas de la época imperial, leí sobre Blas de Lezo, divulgación, estudios y novelas, pues precisamente entonces se estaba resaltando su figura, tal vez con cierta saturación. Sí, tuvo una trayectoria admirable, pero ha habido muchos como él de quienes no se acuerda nadie. Que dejen ya en paz al pobre Blas, pensaba.

    Pero no le han dejado. Ahora es cuando más se ha hablado de ese conquistador demediado. Como a la mayoría, para eso le ha servido al pobre Blas ser un patriota, para que ahora paisanos suyos se rían de él y le humillen. Un hombre que con 30 años ya estaba tuerto, manco y cojo por servir a su país y a lo que creía correcto. Que en Cartagena de Indias logró que América siguiera siendo española otro siglo más. Que con seis barcos, un puñado de soldados y otro de indios flecheros, derrotó a una de las mayores armadas de la historia: casi doscientos barcos ingleses, entre ellos veintinueve navíos de línea. Del pobre Blas de Lezo no se ha acordado nadie en doscientos cincuenta años, hasta que los amantes de la historia comenzaron hace poco a reivindicar su figura. Y hasta que un perfecto imbécil se ha reído de él en una gala.
        

    jueves, 24 de enero de 2019

    Dos eventos loberos

    Queridos y escasos lectores, tengo el placer de convocaros a dos eventos loberos que tendrán lugar los días 1 y 2 de febrero de 2019, en los que tengo el honor de participar.

    PRESENTACIÓN DEL OBSERVATORIO DEL LOBO

    En primer lugar, una jornada científica sobre las investigaciones y trabajos en curso realizados por el OBSERVATORIO DEL ESTADO DE CONSERVACIÓN DEL LOBO (OECL), asociación conservacionista que hemos fundado recientemente y que tiene como principales objetivos profundizar en el conocimiento del lobo ibérico, evaluar su estado de conservación e informar a la sociedad de su problemática.

    La presentación a la sociedad tendrá lugar el viernes 1 de febrero, a las 16:30 horas, en el salón de actos del Museo Nacional de Ciencias Naturales, y consistirá en una serie de ponencias:

    - Identificación y delimitación de territorios de lobos.
    - Sistema de Información Geográfica del lobo.
    - Recuento de lobos en grupos reproductores con imágenes de fototrampeo.
    - Situación del lobo en la Comunidad de Madrid.
    - Vídeos inéditos sobre el instinto maternal de las vacas serranas frente a ataques de lobos.


    CHARLA SOBRE LOBOS EN LA GRANJA (SEGOVIA)

    Además, el día siguiente, participo en la presentación del libro de Concha López "Espejo Lobo", que incluye dos artículos míos sobre problemas que afronta el lobo. Este evento tendrá lugar en la Librería Ícaro de La Granja (Segovia), el sábado 2 de febrero a las 19:00 horas. 

    Además de presentar el libro, hablaremos de la situación de la especie en Castilla y León y la provincia de Segovia.


    Sin más, estáis invitados a ambos eventos.

    Un saludo y un abrazo a todos.

    domingo, 20 de enero de 2019

    ¡Escóndete, hombre!

    Después de desayunar en una estación de servicio, salí de la autovía y tomé una solitaria carretera provincial que se adentra en una de las zonas más despobladas y frías de la Península. Cuando conduzco por allí suelo llevar la cámara en el asiento del copiloto, porque nunca falta el día en que puedo tirar a ciervos, zorros o cualquier otra cosa, parando un momento en el arcén. Las mejores ocasiones suelen ser aquellas en que dejas la cámara en el maletero. Pero a veces, no está de más disfrutar sencillamente del momento y del cruce de miradas con los animales salvajes.

    Aquel amanecer de principios de enero camino a las soledades del Alto Tajo, un par de zorros interactuaban junto al asfalto. Estaban en pleno celo. La irrupción del coche les cortó el rollo y tuvieron que separarse: la hembra huyó en una dirección, el excitado macho en otra. Ella desapareció, pero él se quedó paseando tranquilamente delante de mí por los campos arados. A una distancia prudencial, sí, pero desde la que cualquier imbécil podría haberle pegado un tiro. A veces deseas que los animales fueran más esquivos de lo que ya son de por sí.




    martes, 11 de diciembre de 2018

    Una gran tarde en Campillo

    Queridos amigos, quiero aprovechar esta entrada para agradecer a todos la maravillosa tarde que pasamos el pasado sábado en la presentación de mi novela en Campillo de Ranas.

    La verdad es que no esperaba tanta asistencia, ni mucho menos el gran interés que generó el libro al final. Cuando firmé el primero y vi la larga cola, no pudo más que embargarme la emoción. Como escritor, nada es más satisfactorio que ver el interés y el cariño de la gente.

    Espero sinceramente que la obra cumpla las expectativas de los que habéis querido hacerle un hueco en vuestra biblioteca.

    Muchas gracias a todos, con especial afecto a Santiago Tejero por introducirme, y también al Ayuntamiento de Campillo de Ranas y su personal, con los que ha dado gusto trabajar.

    Un fuerte abrazo.



    martes, 4 de diciembre de 2018

    Presentación en Campillo de Ranas

    Queridos amigos, si pasáis este puente en la Sierra de Guadalajara, estáis invitados a la presentación de LA SIERRA DISTANTE, que tendrá lugar el sábado 8 de diciembre a las 18:30 horas, en el Centro de Interpretación de Campillo de Ranas (Centro AN, en el cruce de la GU-186 con la GU-185, según se llega al pueblo).

    Quiero agradecer la imprescindible colaboración y disposición del Ayuntamiento de Campillo.